Esta secção não inclui de momento qualquer conteúdo. Adicione conteúdo a esta secção através da barra lateral.

Image caption appears here

Deporte y reglas: las actividades a privilegiar

En primer lugar, es importante practicar un deporte que nos guste. Efectivamente, el deporte practicado debe elegirse según sus gustos y sus ganas, nunca sentirse forzado. ¡Es la mejor manera de asquearse para siempre! También hay que elegir un deporte según lo que más te conviene: los adeptos de los deportes al aire libre podrán hacer footing o incluso senderismo en plena naturaleza, tiro al arco, equitación... Las amantes de gimnasio podrán hacer fitness o gimnasia suave. El yoga es particularmente recomendado porque propone posiciones especialmente pensadas para aliviar los dolores menstruales, ¡y yoga y reglas van bien juntos! Pero finalmente, todo depende de tus preferencias y del flujo de tus reglas. Las que tienen reglas abundantes podrán tener dificultades para practicar actividades físicas largas e intensas, ya que el flujo genera rápidamente una sensación de incomodidad.

Para compaginar perfectamente deporte y reglas, descubre las disciplinas deportivas a privilegiar:

  • El yoga

Ha sido probado, practicar una disciplina como el yoga permite disminuir el estrés y los dolores menstruales. Sobre todo, practicado supervisado por un educador especializado, ¡puede hacer pequeños milagros! No solo ayuda a relajar los músculos, sino que también ayuda a calmar la ansiedad, la nervosidad y la irritabilidad, muy frecuentes durante el periodo de síndrome premenstrual.

  • El cardio

Practicar atletismo mejorará tu circulación sanguínea, lo que reducirá los hinchazones y la pesadez. Además, los deportes de resistencia de ritmo moderado que duran más de 30 minutos son tu mejor oportunidad de disfrutar de las endorfinas. Recuerda que, ¡es solo por encima de esta duración que empezamos a producirlas!

  • El ciclismo y la natación

Tienen la particularidad de no hacerte sentir el peso del cuerpo, ¡lo que es bastante agradable en estas circunstancias! La natación también permite aliviar los calambres y los dolores de espalda, y muscular tu cuerpo tranquilamente. Por su lado, la bici forma parte de los ejercicios cardiovasculares más interesantes en el plan físico. Tendrá una influencia positiva sobre tu circulación sanguínea y tu resistencia.

  • El baile 

Es una manera excelente de hacer un poco de deporte (¡o mucho!) mientras disfrutas. El ritmo, el efecto de grupo propio a los deportes colectivos, la alegría que se desprende de sus movimiento te harán casi olvidar los dolores. El periodo menstrual puede que sea el mejor momento para hacer zumba o probar el coupé-décalé. ¡Buen humor garantizado!

Search

z